es Spanish
es Spanishen Englishnl Dutchfr Frenchde Germanur Urduja Japanese

La empatía: pegamento de equipos

Construir un equipo a través de la empatía: “el todo es más que la suma de las partes”.

Escrito por Jose Antonio Ruiz Castillo

¿Quién no ha escuchado o usado esta famosa frase de la Gestalt? Su interpretación guarda uno de los secretos más valiosos de cualquier equipo: el concepto de sinergia. Es decir, la interacción entre dos individuos causa un resultado mayor que el de cada individuo por separado. En deporte, la empatía se traduce a equipos más unidos, con todos los jugadores cumpliendo un rol e involucrados con el grupo. 

Pero la empatía no es solo “ponerse en el lugar del otro”, también es sinergia, cohesión, observación, crear expectativas y por supuesto ayudar para alcanzar el estado óptimo en el rendimiento. 

A continuación te mostramos un ejemplo de cómo la empatía te hará conseguir mejores resultados, no importa si eres entrenador o jugador. 

Fotografía por Beni Ruiz

Imagina un partido en el que el portero de tu equipo ha encajado un gol debido a un error suyo. En la siguiente jugada tienes un penalti córner en contra y sin que él haya manifestado malestar o inseguridad, tú le animas diciendo: “Confío en ti, estás preparado, no hay nadie mejor que tú para detener este tiro”. 

La clave de este simple gesto está en la anticipación y capacidad de entender las emociones, tanto propias como la de los demás. Esto último se refiere a la capacidad para gestionar tu enfado o frustración por el gol encajado y entender que tu compañero/jugador necesita un refuerzo para sentirse mejor. No subestimes el poder que tienen las palabras.

La empatía es cosa de dos:

En cada situación en la que se produce este fenómeno tenemos dos actores involucrados:

Receptor de la empatía: para que las personas puedan ayudarte, animarte o darte la solución que esperas debes poner de tu parte en los siguientes puntos:

  • Sé sincero con tus emociones: no finjas, no digas que no importa cuando en realidad te ha molestado. Mostrar tus emociones cuando se interesan por ellas no es un signo de debilidad, sino la herramienta que te llevará al éxito.
  • Facilita lo que te gusta escuchar: volvamos a la situación del ejemplo anterior. Imagina que tú eres ese portero, y te sienta mal que te animen después de un fallo, porque te agrava la sensación de error. Pues debes comunicarlo a los demás: “Me hace sentirme mal cuando me animais tras un fallo, prefiero que lo hablemos al terminar el partido”

Figura empática: observar las emociones de las demás personas no siempre es fácil, pero hay una serie de señales que te pueden ayudar. Estas se suelen expresar de las siguientes formas: 

  • Comunicación no verbal: nuestro cuerpo es como una antena que no para de emitir señales. De hecho, estas señales son más creíbles que lo que expresamos a través de las palabras. Anímate a preguntar ante señales no verbales que creas que necesitan de tu ayuda.
  • Comunicación verbal: practica la escucha activa. No atiendas al móvil mientras te hablan, mantén la mirada, muestra que sigues la conversación, intenta no juzgar y mucho meno prejuzgar. Tu compañero/jugador quiere que le escuches, no que le juzgues o le des una solución. No menosprecies ningún sentimiento o emoción y por último, antes de aconsejar a tu compañero/jugador sobre el problema que estáis tratando, asegúrate que quiere ese consejo, a veces solo necesitamos que nos escuchen.

«La empatía no es ponerte en en los zapatos del otro, quitándote los tuyos primero». Imanol Ibarrondo

¿Por qué debo desarrollar la empatía en mi equipo?

Muy sencillo, a todos nos gusta estar rodeados de gente que nos entiende y nos aportan la ayuda en los momentos necesarios. La unión de tu equipo va a depender de las pequeñas acciones que realicen cada uno de sus miembros en todo momento. En una temporada hay momentos buenos, algunos malos y otros muy duros. Saber que hay personas dentro de tu equipo que harán de esos momentos más llevaderos es un plus. Si deseas ser una de esas personas, trabaja todos los puntos para mejorar tu empatía. No olvides cuidar las relaciones dentro de tu equipo puesto que un todo es más que la suma de sus partes.

Otros artículos relacionados:

By |2020-03-18T22:54:14+00:00marzo 18th, 2020|Opinión|0 Comments

About the Author:

Estudiante de Psicología en la Universidad de Málaga

Leave A Comment

Responsable de los datos: Alberto Ruiz Castillo | Finalidad de los datos: Respuesta a consultas. | Legitimación: gracias a tu consentimiento | Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Webempresa (UE) | Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@hockeyejercicios.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en la política de privacidad.