Recepciones en hockey sobre césped:

Las recepciones en hockey van ligadas al momento del aprendizaje del pase, pues no existe la primera sin la segunda. A diferencia de otros deportes de equipo como el fútbol y el baloncesto, en el hockey, la recepción del móvil (pelota) no se realiza con una parte del cuerpo directamente sino que se efectúa con un implemento (stick). Eso lo hace ser más complejo a nivel coordinativo y su dominio puede llegar a ser lento.

Clasificación de las recepciones en hockey hierba:

recepciones en hockey

La nomenclatura de las recepciones varía dependiendo de la federación, país o incluso entrenador. En cualquier caso, podemos dividir esta habilidad técnica dependiendo de su objetivo final en:

  • Recepciones defensivas: en las que el cuerpo se sitúa de manera cerrada al sentido del juego, sirviendo de obstáculo entre el atacante y la bola.
  • Recepciones ofensivas: en las que el cuerpo se sitúa abierto hacia el espacio donde se quiere jugar la bola.

En la medida de lo posible, buscaremos que nuestros jugadores realicen la recepción de manera dinámica. Es decir, recibiendo la bola siempre hacia un espacio libre, ya sea este espacio por delante o por detrás de la línea de juego.

¿Cómo entrenar las recepciones defensivas?

A la hora de trabajar las recepciones defensivas podemos trazar una evolución en su aprendizaje. Iniciando con recepciones frontales sin oposición, luego variando los ángulos de recepción y finalmente añadiendo un desmarque real con oposición. El ejercicio del vídeo muestra un trabajo para realizar en calentamiento o con categorias formativas en las primeras etapas de aprendizaje de la técnica.

¿Cómo entrenar las recepciones ofensivas?

En este ejercicio ideal para el calentamiento combinamos recepciones de todos los tipos, pero sobre todo ofensivas. En ocasiones una recepción defensiva se puede convertir en ofensiva al realizar un escape para evadir a un defensa.